ARTÍCULO COMPLETO

  • Tópico y dislocación a la izquierda en el español de Centroamérica

    August 7, 2015 en

    Viviana NÚÑEZ ALVARADO
    Universidad Nacional, Costa Rica
    Vinuneza@gmail.com

    I. Introducción

    La presente investigación forma parte del proyecto Aspectos de la estructura informacional del español, Etapa II del Subprograma de Lingüística Hispánica (PROLHISPA), el cual a su vez está inscrito en el Programa macro de Lingüística Centroamericana (PROLINCA) .

    Este proyecto busca analizar sistemáticamente fenómenos de naturaleza estructural del español centroamericano, con el fin de realizar aportes a la lingüística moderna con datos provenientes de la lengua española hablada en la región. Muchos aspectos estructurales del español centroamericano que no habían sido abordados antes ya han sido sometidos a análisis; tal el caso de las estrategias de enfoque y tópico en el discurso espontáneo. (Núñez 2012) (Herrera 2012). En el primero de esos estudios se analizó una de las estructuras con función informacional en el español de Centroamérica, las oraciones escindidas, quedando pendiente la aplicación de experimentos para ver cómo los hablantes articulan estrategias informacionales en experimentos controlados. En este estudio se analiza precisamente las estructuras que los hablantes utilizan en experimentos controlados, no ya para construcciones de foco, como lo fue en la construcción de escisión, sino para la expresión de tópicos. En especial se busca ver qué tan común es la dislocación a la izquierda en experimentos controlados.

    En este trabajo se presentan los resultados de un experimento tomado de la herramienta QUIZ, desarrollada en la Universidad de Potsman Alemania y otro conocido como Fish Film, desarrollado por Tomlin en la U de Oregón, Estados Unidos. En el primero de estos experimentos la condición de discurso permanece constante y dada, pero la atención está enfocada en uno de los dos participantes acivados, haciendo explícito el tópico de la predicación. Esta condición que ilustra el proceso de topicalización se ejemplifica en el experimento de los peces. El experimento dos (Visibilidad) presenta una condición de discurso en el cual un argumento es información dada y el resto de la oración es información nueva. Con los experimentos se pretende probar la hipótesis de que la dislocación a la izquierda es una estrategia principal para expresar los tópicos marcados (pues existen los tópicos no marcados que cumplen el orden SVO, como en la oraciòn Jerónimo visitó a Ruperta) En las construcciones con tópico marcado, éste se manifiesta en la construcción pasiva o con la dislocación a la izquierda. En este trabajo se parte de la presunción de que siempre se encontrará la segunda alternativa, puesto que la primera, como se demuestra en varios estudios, está cayendo en desuso en el lenguaje hablado. (Cfr Quesada 1997)

    Tópico y foco son relaciones pragmáticas. El tópico es de lo que se habla en la oración y supone un conocimiento previo. “Un referente es interpretado como el tópico de una proposición si en la situación la proposición es construida como una relación que es relevante y que aumenta el conociemnto del oyente sobre el referente” (Lambrecht 1994). El foco es el elemento sintáctico al que se le da prominencia mendiante entonación u orden que lo destaque y frecuentemente coincide con información nueva.

    Acerca de los tópicos, muchos autores (Reinhart 1982, Lambrecht 1994, y Erteschik 2007) , citados por Quesada (apud Quesada, 2011) señalan tres características:

    a. El tópico expresa una relación temática.
    b. Los tópicos son referentes dados
    c. El valor real de la oración se establece con respecto a ellos.

    Este artículo se concentra sólo a una de las características señaladas: la b.

    Hidalgo (2006) indica que la dislocación a la izquierda ocurre cuando aparece un constituyente a la izquierda de la oración, que ya se ha mencionado en la predicación. Propone que este tipo de construcción cumple la función de tópico en la oración, pues presenta de lo que trata el enunciado. Implícita en esta caracterización está la presunción de que para aplicar la dislocación a la izquierda el tópico en cuestión debe cumplir con una condición, a saber, debe estar debidamente anclado en el discurso.

    Con los experimentos antes señalados, se pretende comprobar si en el español de Centroamérica, en situaciones controladas, qué tan productiva es esa estructura para expresar los tópicos.

    El trabajo está organizado de la siguiente manera: en § 2 se analiza la estructura de la dislocación a la izquierda en español, en § 3 se detallan los experimentos y las condiciones, se dan las predicciones y analizan los resultados. Al final, se sintetizan las conclusiones.

    2. Características de la dislocación a la izquierda:
    Como se ha señalado en varios estudios, la dislocación a la izquierda es una estructura caracterizada por la inversión del objeto a la izquierda de la oración; el objeto aparece como definido y hay un pronombre resuntivo que hace referencia al objeto que fue dislocado. La estructura pasaría así:
    Justino mató al perro [S V O]
    Al perro [lo mató Justino] [O V S]
    Lo mató Justino es una estructura independiente en español (uno puede decir: ¿Y qué pasó con el perro? R/Aaaah lo mató Justino. Se llama dislocación porque al perro está al margen oracional.
    S V O
    O [Pro V S]
    Lehmann propone que la dislocación a la izquierda tiene la siguiente estructura:
    [ [ X -CD ]tópico [ Y ]O ]O Lehmann    (http://www.christianlehmann.eu/ling)
    “Es decir, dislocación a la izquierda es un proceso que saca X de su oración y lo pone al inicio Antes del inicio de la oración Y, se pone un sintagma X seguido de clítico déictico (…) Ese sintagma topical tiene dos constituyentes: la primera expresión es de tópico y el segundo un clítico deíctico el cual es el operador topicalizador y, por lo tanto, obligatorio”.   http://www.christianlehmann.eu/ling
    Todas las construcciones que cumplen con esta condición fueron incluidas en los experimentos.

    2.1 Estudios previos
    La construcción denominada dislocación a la izquierda ha sido descrita desde diversos modelos teóricos y sobre distintas lenguas, sin embargo, en su gran mayoría, han sido realizados en el idioma inglés y francés. Esta dislocación sintáctica es un fenómeno tratado por primera vez en 1932 por el lingüista francés Charles Bally para indicar la modificación del orden de un elemento sintáctico no marcado, ya sea a la derecha o a la izquierda, con la finalidad de enfatizarlo o diferenciarlo de otros constituyentes de la oración. El término proviene del latín dis-, contrariamente, y locare, colocar.
    Francesconi (2005) aclara que no existe acuerdo sobre cómo se debe llamar al fenómeno que él denomina dislocación y hace un estudio contrastivo de dislocaciones en español e italiano. Habla de la dislocación en general (tanto a la izquierda, como a la derecha), llamada también tematización, topicalización, rematización, etc. Muchos prefieren el término topicalización para evitar un análisis de movimiento (en literatura generativista, a esta estructura se le conoce como dislocación a la izquierda (Chomsky, 1977) y focalización del objeto es lo que se llamaba topicalización. La define como una construcción marcada que consiste en colocar, al inicio o al final de la frase, un constituyente sintáctico temático y dado. Indica que el elemento dislocado a la izquierda, generalmente trata de algo ya conocido por el interlocutor. En español, solo cuando el elemento es específico y dado, las dislocaciones son frecuentes, y son inusuales las disloaciones a la izquierda de sintagmas indeterminados o no específicos, tanto en el lenguaje coloquial hablado como en el escrito. Según los datos de Silva Corvalán (1984) “en español, en una muestra de 475 CIs, 205 (43%) son preverbales, mientras que de 3161 CDs, solo 214 (7%) ocurren en posición preverbal”. En cambio, según los datos de Zamora (2002), si se excluyen las formas pronominales del tipo “a mí me” hay más complementos directos dislocados a la izquierda que indirectos.
    Es evidente que Francesconi se contradice cuando asocia topicalización con focalización. El foco es un elemento sintáctico al que se le da prominencia mediante entonación u orden que lo destaque y coincide con información nueva, mientras que tópico es de lo que se habla y se supone un conocimiento previo. Ejemplos:
    “Dicen que se robaron unas vacas y sí yo sé que se las robaron porque ya no aparecieron en la finca y fue Juan quien se las robó” Foco- información nueva.
    “En esa habitación hay un muchacho vestido como un deportista y al muchacho una anciana le dio un golpe en la cabeza” Tópico- información dada.
    Nótese que para foco la construcción utilizada es escisión, tal como se expone en Núñez (2012), mientras que la dislocación lo que hace es realzar un elemento ya conocido, o sea un tópico.
    Fernández (2011) señala que en español existen dos formas distintas de anteponer el objeto directo al verbo: una con repetición pronominal, llamada por diferentes lingüistas dislocación a la izquierda, y otra sin repetición pronominal, denominada topificación.

    Ejemplos

    A Benigno lo conozco muy bien.

    Un lleno casi total registró ayer el Estadio Nacional, con motivo de la final entre los equipos Saprissa y Herediano.

    En realidad ambas son estrategias de dislocación, sólo que en la dislocación a la izquierda el elemento dislocado es definido mientras que en el segundo es indefinido pero es el mismo fenómeno. Al ser definido es que utiliza el pronombre resuntivo. Como no es definido en el segundo ejemplo entonces no se utiliza.

    (NO) Los autores no están de acuerdo acerca de si la distinción entre ambas clases presenta importancia funcional o no, pero lo que sí parece quedar claro es que la distribución de ambas formas está relacionada con el grado de referencialidad del objeto antepuesto. En la topificación, el referente aparece precedido de cuantificador o es indeterminado. En los casos en que se produce la reiteración pronominal, los referentes están más claramente identificados.» [Fernández, Susana 2007]

    Hasta el momento el estudio más completo sobre dislocación a la izquierda en español es el de Hidalgo (2006). La autora demuestra que la dislocación a la izquierda es una construcción que marca el tópico del enunciado, por lo tanto comparte las propiedades formales y funcionales descritas normalmente para la expresión de esa función pragmática. Los datos de su estudio los toma de una muestra llamada El corpus de referencia oral del español contemporáneo, de Marín (1992) y los coteja con El habla de Madrid de Esgueva y Cantero (1981). Aplica las ideas generales de una teoría funcional del lenguaje entendida como una teoría que examina la relación entre la forma lingüística y la interacción social. Define la dislocación a la izquierda como una descripción gramatical que se caracteriza por la aparición de un SN, SP o pronombre en una posición externa, a la izquierda de la predicación; el constituyente que aparece en esa posición aparece, además copiado mediante un pronombre correferente en el interior de la oración. El aspecto más importante de esa construcción, desde el punto de vista funcional es su parentesco con la función pragmática tópico: en la dislocación a la izquierda la construcción es un tópico marcado (Reinhart 1982) o sintáctico (Gundel, 1988), en cuanto señaliza el tópico del enunciado de forma inequívoca. Mediante esta construcción el hablante expresa la relación tópico-comento; mientras en una oración canónica o no dislocada esa relación se produce implícitamente, en la dislocación a la izquierda esta se marca de forma explícita. Añade Hidalgo que en la bibliografía sobre dislocación y anteposición de un constituyente en español, la dislocación pronominal ha quedado casi excluida del objeto de análisis y contrasta con la frecuencia e importancia de esta estructura en la lengua hablada. Esta dislocación pronominal presenta algunas propiedades sintácticas y pragmáticas que la distinguen de la dislocación de sintagmas nominales léxicos: por definición, los pronombres representan entidades que son conocidas en el discurso por lo que la dislocación a la izquierda pronominal expresa siempre entidades o referentes dados para el oyente.

    En este sentido, ella aplica a su estudio una clasificación del valor informativo de los referentes discursivos, conocida como taxonomía de Prince (1981), quien habla de entidades evocadas, es decir entidades que ya han sido mencionadas en el discurso, entidades inferibles, o sea entidades que no han sido mencionadas pero resultan parcialmente accesibles para el oyente a partir de una inferencia, y, entidades nuevas: entidades que no han sido mencionadas ni resultan inferibles a partir de otras entidades. Indica Hidalgo que, aunque este modelo presenta algunas objeciones, es la clasificación que mejor puede aplicarse a un tratamiento discursivo y permite al analista establecer una relación entre los valores informativos. Aclara que quedan excluidos de la dislocación a la izquierda únicamente los referentes absolutamente nuevos y sin anclaje en el discurso.

    Esos conceptos son muy importantes para el presente estudio tal como lo veremos más adelante.

    En resumen, un repaso de la literatura existente sobre el tema demuestra que
    A. No hay unanimidad en la terminología. Algunos la llaman dislocación, otros tematización, topicalización, rematización, etc.
    B. En español el empleo de estas estructuras es más reducido y son dislocables sólo si los constituyentes son dados específicos
    C. en español la redundancia pronominal es constante sobre todo con el C. I; con el c.d se da cuando es de persona.

    3. La expresión del estatus dado en experimentos controlados
    El propósito de los experimentos es determinar el impacto de la información dada y la topicalización en la escogencia de las estrategias morfonsintácticas Los experimentos se realizaron en las capitales centroamericanas, los informantes fueron contactados con el apoyo de colegas de la Asociación de Lingüistas Centroamericanos. Se escogieron 6 personas por país de diferente nivel educativo y tomando en cuenta ambos géneros, es decir, en un total se entrevistaron a 36 personas.
    A continuación se presentan los datos obtenidos en cada experimento y su posible interpretación:
    3.1 Información dada y topicalización
    La película del pez fue originalmente diseñada para probar la interacción entre la atención focal y el sujeto sintáctico en la producción de oraciones. (ver Tomlin 1995). Consiste en 32 escenas en la cuales dos peces idénticos, de diferente color, se acercan de lados opuestos y se encuentran en el centro de la escena. Cuando ellos se encuentran, uno se come al otro en un tiempo corto. El color de cada par de peces es hecho al azar y la dirección del pez que come siempre es diferente. En cada escena el pez es marcado por una flecha que lo señala.
    Al hablante se le pide que describa el evento y la idea es que él dirija la atención al pez marcado por la flecha; este proceso puede ser comparado con lo que es conocido comúnmente como topicalización, pues ambos participantes son dados, pero uno es individualizado para ser punto de partida de la predicación. Usualmente un referente está topicalizado “por ser puesto en la posición inicial de la oración, normalmente ocupada por un tópico…” Lambrecht 1994.
    3.1.1 Codificación de agente
    De las 32 comidas que hay en las escenas de los peces, o lo que es lo mismo, las 32 veces que un pez se come a otro, en 16 oportunidades la atención está en el agente y en 16 oportunidades está en el paciente. Entonces se hace la siguiente operación: se multiplica 32 x 36 informantes; esa cuenta da 1152 respuestas y de esas 576 codifican el agente y la otra mitad codifica al paciente.

    Predicciones:

    Predicciones

    Ejemplos

            S    V   O              [+def]

    El pez rojo se come al pez gris

           S    V   O           [-def]

    Un pez rojo se come al pez gris

        Art + Adj

    El rojo se come al gris

     

     Resultados

    Estructura

    ABS

    %

         S    V   O       [+def]

    576

    100%

        S    V   O       [-def]

        Art + Adj

     

                Cuando la atención está en el paciente, el 100% utiliza la estructura   S    V   O

                                                                                                                                                                                        [+def]


    3.1.2 Codificación de paciente 

           Predicciones:

    Predicciones

    Ejemplos

         O  V  S

    Al pez rojo se lo come el pez azul

        Pasiva El pez rojo fue comido por el azul

     

     

    Resultados

    Estructura

    ABS

    %

           O   V   S

    232

    40,62

           Pasiva

    344

    59,72

     

    Cuando la atención está en el paciente, la mayoría utiliza la construcción pasiva. Esto no era lo esperado sin embargo, la pasiva parece ser la estructura más sencilla en el sentido que sigue el orden de sujeto al inicio y esta configuración de sujeto al inicio es más natural para esos hablantes, mientras que la dislocación a la izquierda implica ciertamente también un reacomodo estructural, mayor cambio que el pasivo porque como se señaló la pasiva, en última instancia, da la configuración natural de sujeto al inicio de la oración. Entonces esto es ma´s sencillo, arrancar con el sujeto en posición inicial y lo ejemplifica el hecho de que el 100% utilizara S  V  O en la codificación de agente. En resumen, la pasiva representa menos desgaste estructural, o menos inversión estructural para el hablante que la dislocación a la izquierda, sobre todo porque hay rapidez a la hora de pasar los pescados y cuando se dieron cuenta de esa estructura, la agarran y no la sueltan.

    3.2 Estatus dado de los participantes

                 El experimento escogido para probar la codificación de tópicos se llama Visibilidad en QUIZ; propone la descripción de narrativas cortas por medio de descripción de fotos. Al informante se le muestran dos fotos y se le instruye a describir las escenas presentadas como si fueran parte de una historia única. La primera escena es usada para establecer el contexto; presenta un ser, ya sea animado o inanimado y después de describir lo que ve se le presenta al informante la segunda escena que contiene la situación crítica, con el fin de que éste presente como un cuento en el cual la entidad ya mostrada en la primera foto está involucrada, ya sea como agente o como paciente. La situación crítica contiene eventos que son lexicalizados a través de verbos transitivos, por ejemplo, pegar, patear, empujar, llevar, sostener, etc.

    3.2.1 CONDICIÓN 1: AG dado / PAT nuevo

                En esta parte se quiere ver cómo se codifica la información dada; alguien la puede codificar como un sintagma nominal léxico, pero otra persona puede codificarla con pronombre, etc. Por ejemplo, al informante se le presentan dos cuadros, relacionados entre sí, en el primero se establece el tópico y en el segundo se dice algo del tópico. Ese tópico = agente y se dice algo sobre ese tópico

    Ejemplo:         – Qué hay ahí?

    R/ Un niño en un salón

    – Y ahora?

    R/ El niño golpea a un señor en el hombro

    Pero otras personas podrían decir:

    R/ Él golpea a un señor en el hombro, o

    R/ Un hombre es golpeado por el niño, o

    R/Al hombre lo golpea el niño

    A los informantes se le presentan dos condiciones; ésta, la primera la primera  agente dado/ paciente nuevo tiene 32 ítemes pero nos concentramos en la respuesta b, es decir son 16 ítemes

    16 respuestas x 36 personas = 576; se analizaron las configuraciones estructurales y estos son los resultados:

    Predicciones

    Predicciones

    Ejemplos

        S        V   O[+def]

    El niño golpea a un señor en el hombro

        S        V   O[-def]

    Un niño golpea a un señor en el hombro

        Pro   V   O

    Él golpea a un señor en el hombro

         0  V   O

    0 golpeó a un señor

         Pasiva

    El hombre es golpeado por un niño

         O   V   S

    Al hombre lo golpea un niño

     

    Resultados

    Estructura

    ABS

    %

                S        V   O[+def]

    536

    96.8

                S        V   O[-def]

    17

    2.9

            Pro   V   O

    2

    0.3

            0      V   O

    3

    0,5

           Pasiva

           O   V   S

     

    Según estos resultados, en el español de Centroamérica cuando el agente es dado, el orden es S[+def] V O, es decir, en el español de Centroamérica una manera de expresar topicalidad es haciendo al sujeto definido, sin necesidad de dislocar.

     

    3.2.2 CONDICIÓN 2: AG nuevo / PAT dado

    Pregunta: Qué hay ahí?

    R/            Una niña

    Y ahora qué pasó

    R/:          A la niña la empuja un hombre

     

       Predicciones:

     

    Predicciones

    Ejemplos

        O   V   S

    A la niña la empujó un hombre

        S        V   O[-def]

    Un hombre empuja a la niña

         Pasiva

    La niña es empujada por un hombre

     

    Resultados

    Estructura

    ABS

    %

                O   V   S

    3

    0,5

                S        V   O[-def]

    463

    80,38

               Pasiva

    111

    19,2

    Esperábamos dislocación a la izquierda porque como se desprende de la literatura la dislocación es para elementos dados, sin embargo en esta muestra no se disloca; una probable explicación es que en un contexto tan corto probablemente los hablantes no sientan que el tópico está anclado, es decir, debidamente establecido. De hecho, se dio un par de casos de titubeo

    Ejemplo: “Un señor está sentado en la cancha”

    Eee eee al señor eee lo eee lo está pisando un joven. (M1, Panamá)

    Ese titubeo demuestra que ellos no están seguros de si el interlocutor lo tiene bien anclado en el discurso, si sabrá de quien se le habla, entonces recurre a otra estrategia o tartamudea.

    En resumen se sospecha que como los experimentos son instancias de dos episodios cortos, entonces, al no estar anclado no se utiliza esa estrategia. Eso significa que la dislocación a la izquierda es una construcción eminentemente topicalizadora, de tópico pero de tópicos dados: no para topicalizar a alguien, sino para utilizar al que ya está topicalizado que no es lo mismo.

     Conclusión

          Con base en diferentes estudios lingüísticos que demuestran cómo la pasiva está cayendo en desuso en el lenguaje hablado, a la hora de realizar esta investigación se tenía la predicción de que la dislocación a la izquierda iba a ser la estructura frecuente a la hora de aplicar los instrumentos, sin embargo eso no sucedió.

    Queda entonces la interrogante de por qué los participantes en la aplicación de instrumentos no usaron la dislocación;  posiblemente  sea porque el informante, por el tipo de respuesta que tenía que dar, no sentía que el tópico estuviera bien anclado.  Se utilizaron instancias de dos episodios, y como esos episodios eran cortos,  esta circunstancia no permitía al referente anclar o tener bien afincada esa construcción en el discurso, como tópico; al no estar bien anclado entonces las personas no se sintieron seguras y recurrieron a otra estructura con sujeto al inicio; tal es así que ellos titubean, y una vez seguros con una estructura, la siguieron utilizando.

     Ahora estos resultados deben cotejarse en un siguiente estudio con un corpus de Centroamérica que ya elaboramos en el Programa; sospechamos que en ese corpus las condiciones dislocadas van a ser mayores que en experimentos controlados, porque se trata de textos extensos, donde los participantes ya tienen los tópicos bien anclados.  Por ejemplo, los datos que Quesada utilizó para demostrar que la pasiva es casi inexistente en el español hablado eran sobre discurso corrido, lo cual no se hizo ahora. Cuando se apliquen estos mismos instrumentos también en discurso corrido la expectativa es que aumente la dislocación y disminuya la pasiva.

     

     
     
 
hd film izle